El escrache al jefe de Estado, que concurrió al lugar acompañado por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, incluyó carteles y banderas con leyendas como “El INTA no se vende” y “No al ajuste”.