Plaza de Mayo vallada para cuidar a Macri

Argentina celebra el 25 de mayo con Mauricio Macri rodeado de vallas y protestas

Con la Plaza de Mayo cercada, el presidente Macri se vió obligado a refugiarse en la residencia oficial de Olivos después del tedeum en la Catedral.

La Plaza de Mayo, corazón de todas las celebraciones en Argentina, amaneció completamente vallada y vacía para impedir que diversas protestas populares llegaran hasta el Presidente.

Lejos de celebrar un 25 de mayo, día en el que Argentina dio en 1810 su primer paso hacia la independencia de España, con fervor popular, Macri lo hace rodeado de seguridad.

Tenía previsto invitar a decenas de personas, entre ellos a referentes sociales como Margarita Barrientos, a compartir un locro, la comida típica del interior argentino, en la parte trasera de la Casa Rosada.

Sin embargo, la presión de las protestas, sobre todo de empleados públicos, que ya el día anterior tomaron la Plaza de Mayo, hizo que el equipo de seguridad aconsejara que el presidente no estuviera en esa zona mucho tiempo.

El presidente argentino no logra que el apoyo recibido durante la última elección se concrete en la calle. Para colmo su imagen durante las últimas semanas está en su peor momento. Durante la inauguración de las sesiones del Congreso Nacional, promovió lo que según la ministro Patricia Bullrich iba a ser una gran manifestación popular, utilizando recursos y operadores que solo lograron reunir unas 200 personas. El presidente culpó al clima aunque a paradógicamente no llovía. Los referentes del gobierno se culparon unos a otros por el papelón.

Así fué que Macri asistió al tedeum, la misa en la catedral por el día patrio, y después se marchó rodeado de protección policial a la quinta de Olivos, la residencia presidencial en el norte de la ciudad, donde podrá comer y celebrar tranquilo con sus ministros y otros invitados.

La idea de que Macri no haya podido celebrar con los ciudadanos en la Plaza de Mayo un día tan importante para los argentinos es demoledora para un Gobierno que insiste en trasladar normalidad. Las imágenes oficiales trataban de mostrar esa idea, con las autoridades compartiendo un chocolate con churros, pero en cuanto los canales privados abrían el plano solo se veían policías, militares, armas, vallas y una plaza completamente vacía. Todo bastante alejado de la imagen de celebración de un día festivo, en un País con un creciente malestar popular ante diversas medidas de ajuste liberales promovidas por el gobierno de Cambiemos. 

Lo invitamos a dejar su respetuosa opinión.

Diario Argentina Hoy

Todas las Noticias de Argentina las 24hs. los 365 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *