Inicio Ahora Habilitaron un Call Center en Casa Rosada

Habilitaron un Call Center en Casa Rosada

10
0
Compartir

Insólito: El gobierno habilitó un Call Center en la rosada con operadores de redes sociales con un sueldo del Estado

Siempre se criticó al gobierno anterior por la supuesta utilización de cyber K en las redes sociales. El Pro fué mas lejos y contrató cyber operadores para cuidar la imagen de Macri en estos momentos de crisis. Como si esto fuera poco trabajan en sendas oficinas de la casa de gobierno.

En Casa Rosada “trabaja” un equipo de más cuarenta jóvenes con un doble objetivo: influir en las redes sociales y a la vez evitar la dependencia de los medios de comunicación tradicionales, aunque mayoritariamente sean funcionales al gobierno actual por ahora. Su mandamiento es cuidar la imagen del Gobierno y la de Mauricio Macri en particular, a través de la difusión de videos, hashtags y consignas en Facebook, Snapchat, Instagram y Twitter mediante la utilización de muchas cuentas por parte de cada operador.

Call Center ProPara ello, también intervienen y están atentos para participar “en manada” con sus múltiples perfiles de cualquier publicación que no le convenga al oficialismo y que aparezca en las redes sociales.

Lejos del alcance más limitado que tiene un diario o un programa de política por cable, un post del Presidente en Facebook puede llegar a ser visto por 10 millones de personas y ocurría lo mismo con Cristina Kirchner. Y a ese recurso institucional se le suma una ayuda subterránea: los llamados trolls y los miniejércitos de usuarios falsos, dedicados a operar sobre la agenda diaria.

En una oficina con vista a Plaza de Mayo, esa tropa trabaja diariamente en las redes “operando” como antes lo hacían los denominados Cyber K pero esta vez desde la Casa Rosada y con un sueldo asignado.

El gobierno habilitó un Call Center en la rosadaCon el jefe de Gabinete, Marcos Peña, como líder, un grupo de cuarenta personas (en su mayoría sub-35) coordina el manejo de las cuentas de la Casa Rosada, la de Macri personal y las campañas de políticas públicas. Por debajo de Peña, uno de los principales estrategas 2.0 es Guillermo Riera, ex La Nación y ex militante de la Ucedé, actual subsecretario de Vínculo Ciudadano. Todo el personal que allí trabaja es contratado por el gobierno.

En Casa Rosada niegan el uso de cuentas falsas, pero al mismo tiempo se contradicen y dicen operar varias cuentas por persona. “Cuando alguien del equipo encuentra una nota poco conveniente para el gobierno o el post o twit de un particular en el mismo sentido, avisamos al resto y empezamos con el bombardeo”, dice sin avergonzarse uno de los operadores. Obviamente para ellos ese “bombardeo” implica realizar descalificaciones a la información u opinión publicada e incluso descalificar a la persona o medio digital involucrado.

Dicen que el Gobierno evita usar robots con mensajes amigables, para que no les salga el tiro por la culata debido a lo fácil que es detectarlos. Sin embargo en plena campaña electoral los robots PRO inundaron la web enviando mails y mensajes privados.

Viene al tema que tras la publicación de que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, había viajado en el helicóptero presidencial, un cyber operador de apellido Paulise habría mandado a su tropa a atacar un portal, autor de la primicia. Si bien el Gobierno relativiza el poder de este personaje, al saberse tuvo que admitir que trabaja para la administración porteña de Horacio Rodríguez Larreta, más concretamente en el área de seguridad vial. Otro cyber operador rentado.

Como explica uno de ellos con una metáfora a mitad de camino entre lo bélico y lo futbolero, “resolvemos la táctica y no la estrategia”. Su objetivo es cuidar la imagen del Gobierno, y su mandamiento específico es preservar a Mauricio Macri, al que mantienen encapsulado en un mundo color de rosa. Un mundo hecho de fotos con Juliana Awada, su hija Antonia, chicos de la Villa 31 o anuncios de políticas blandas, como la Ley de protección de humedales.

Lo que tanto se le criticó al gobierno anterior parece una práctica bastante tentadora como para abandonarla y ahora se hace sin vergüenza desde la mismísima Casa de Gobierno y con fondos públicos.

Lo invitamos a dejar su respetuosa opinión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here