El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, logró acomodar a su padre en el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Todavía quedan muchos lugares por ocupar y parece ser que los familiares de los dirigentes de ‘Cambiemos’ tienen prioridad.

Es el caso de Jorge Molina que asumió como Director Provincial de Fiscalización Sanitaria en el Ministerio que comanda Zulma Ortíz.

“Hay muchas cosas por cambiar y mejorar”, fueron sus primeras palabras cuando tomó el cargo que tendrá, entre sus principales funciones, el control de los geriátricos bonaerenses.

Mas allá de ser padre del cocinero devenido en intendente, Jorge Molina es un histórico dirigente peronista y ex presidente del Concejo Deliberante de la localidad del sur.

En comunicación con RadioFMQ afirmó que su nuevo puesto se trata de “una dirección provincial de fiscalización y registro, de aquí dependen todos los establecimientos de salud ya sea público o privado”.

“Vamos a trabajar en conjunto con los Colegios profesionales en las áreas que los incumban y las situaciones de indigencia y geriátricos serán un tema preponderante en la gestión”, afirmó.

“Vemos que no solo el problema está en la atención sino que también en el trato que se le da a los adultos mayores. Necesitamos más inspectores, queremos hacer pasantías con alumnos que estén avanzados en la carrera, también queremos estar articulados con PAMI”, describió Molina.

“Si noto después de un tiempo que no se genera un cambio entonces no estoy para calentar la silla”, avisó.

Lo invitamos a dejar su respetuosa opinión.

Todas las Noticias de Argentina las 24hs.

Leave a Reply

  • (not be published)