Un local nocturno de Pompeya fue clausurado porque aunque había pedido que lo habilitaran como “teatro independiente” en realidad funcionaba como un prostíbulo.

Así lo informó la Agencia Gubernamental de Control, que tras una inspección no sólo cerró el establecimiento sino que también le revocó el trámite de habilitación por desvirtuación de rubro. El local ya había pasado otras inspecciones sin mayores inconvenientes e incluso los mismos propietarios denunciaron el pago de coimas.

El local funcionaba en avenida Sáenz 876, que tiene dos pisos y suma 187 metros cuadrados. Según el acta de la Dirección General de Habilitaciones y Permisos, el año pasado una persona de nombre Juan Manuel Ramos había solicitado que le dieran una habilitación para abrir un comercio bajo la figura de “teatro independiente, café, bar, despacho de bebidas, whiskería y cervecería”, tal como contempla el Código de Habilitaciones porteño, y que permite empezar a trabajar con el inicio del trámite.

Además de haber detectado que ofrecía prostitutas, en el local faltaban matafuegos, había cucarachas y no tenía en exhibición el plano de evacuación, otros de los requisitos formales que incumplían. El local había tenido otras inspecciones pero con resultado supuestamente negativo.

La desvirtuación de rubro es uno de los recursos que más habitualmente utilizan los dueños de cabarets o prostíbulos para simular una actividad legal. De hecho en muchos casos los habilitaban como “local Clase C”, la figura normativa que incluye a las discotecas comunes.

Lo invitamos a dejar su respetuosa opinión.

Todas las Noticias de Argentina las 24hs.

Leave a Reply

  • (not be published)