54651_Mauricio-Macri-y-Sergio-Massa

Un hecho puntual acrecentó las versiones de un acuerdo entre los dos principales candidatos a presidente de la oposición: una cena en Tigre de Emilio Monzó, el armador de Mauricio Macri, con Mario Meoni, armador de Sergio Massa.

“¿Carrió les dice narcos todo el tiempo, de ser los responsables de esta debacle nacional, de ser los enemigos de la República y nosotros vamos a sumarlos?”, reclaman desde las lineas macristas que no apoyan la idea de sumar mas peronistas.

De acuerdo a lo confirmado por sus mismos protagonistas, Monzó fue quien invitó a sus pares del Frente Renovador para analizar la posibilidad de un acuerdo. Y al parecer Meoni con intendentes como Joaquín De la Torre fueron en busca de lo mismo, ya que sin dudarlo aceptaron. El intendente de San Miguel se reunió nuevamente el fin de semana pasado con armadores del Frente para la Victoria para abrir “otra puerta” que busca desesperadamente mejorar los números en encuestas locales que no lo acompañan. Al parecer cualquier partido les viene bien.

Los que quedarían mal parados con vistas al armado provincial serían los intendentes que ya dejaron el Frente Renovador y que ahora están coqueteando con el PRO o el FPV como Jesús Cariglino de Malvinas Argentinas.

En el PRO reconoce que Massa tiene lo que a ellos les falta: un gran apoyo de votantes en la provincia de Buenos Aires. Es por eso que, si bien no hablaron del tema en la reunión en Tigre, están presionando por todos los medios para que Massa baje su candidatura a presidente y se presente en la provincia con una alianza con el PRO.

El discurso anti peronista de la alianza PRO-UCR-CC recibiría un gran golpe de concretarse esta unión. Una “flagrante contradicción” al decir de analistas políticos.

Mientras que el massismo solicita algo muy diferente: a Monzó le pidieron armar una gran primaria nacional en la que compitan Macri y Massa por la presidencia . “De ahí acomodamos todo para abajo”, le indicaron al armador del PRO.

Pero Macri no quiere y lo que le propone a Massa es que si va de gobernador bajará la candidatura de María Eugenia Vidal, que en ese caso podría ir de candidata a vicepresidenta del líder del PRO.

María Eugenia Vidal tiene un altísimo nivel de desconocimiento por parte del electorado en la provincia de Buenos Aires.

Además, ayer corrían rumores que indican que Macri le habría pedido a Massa que seleccione su estrategia electoral en 15 días, que tendrá como fecha límite el próximo 10 de junio, con la presentación de las alianzas en la Justicia.

Lo invitamos a dejar su respetuosa opinión.

Todas las Noticias de Argentina las 24hs.

Leave a Reply

  • (not be published)